Hoy tenemos el placer de entrevistar a Moses Rubin, compositor, cantante y gran guitarrista madrileño.

Al frente de varias bandas, y ahora en solitario, Moses nos acerca al folk, al blues y al rock de los años 70´s desde su lado mas íntimo, regalándonos canciones maravillosas que nos trasladan a otros lugares y a otras épocas.

Hoy hablaremos con él de su música, y profundizaremos en su lado más intimo y personal.

Hola Moses, lo primero, queremos darte las gracias por aceptar nuestra invitación.

A vosotros.

Tienes una voz muy característica, a mi me recuerda mucho a Cat Stevens, seguro que te lo han dicho muchas veces.

(Risas)…La verdad es que es un halago muy recurrente para aproximarse a mí y a mi música. Ha sido una constante desde los tiempos de Inglaterra, en un pub que solía tocar todas las semanas, me llamaban el joven Cat Stevens.

Es un orgullo y son palabras mayores, este señor es una leyenda de la música a la que he admirado como artista muchísimo, si bien, no lo descubrí a una edad muy temprana, creo que lo descubrí a los 16 o 17 años, si que es verdad, que ha tenido, y ha debido de tener, una influencia muy importante en mi evolución como artista, si tanta gente con tantos perfiles diferentes y de tantos sitios distintos me lo dicen, será porque algo hay.

¿Cuáles han sido los músicos más influyentes en tu carrera, y porque?.

La verdad es que la lista es muy amplia, ha habido unos pilares fundamentales a partir de los cuales todo ha empezado a crecer y desarrollarse, y desde donde han comenzado a abrirse nuevas puerta.

Si tuviera que decirte cinco, te diría los Beatles, Simon and Garfunkel, Bob Dylan, Eric Clapton con la totalidad de sus proyectos, desde el Eric Clapton que se hizo famoso con los Bluesbreakers hasta los Dominos, pasando por su carrera en solitario.

Y por decirte uno más, que es el quinto elemento, quizás el que más cuesta, te diría que, una de mis mayores influencias es la música de Nick Drake, que marca mi aproximación al folk, y que sigue siendo una constante en mi trayectoria, es un artista muy importante para mi.

Moses, “Leeds” es el ultimo trabajo que podemos escuchar en las plataformas de streaming, es un disco muy íntimo, que nos transporta de lleno al Reino Unido, ¿cómo fue el proceso de composición para este trabajo?.

“Leeds” es un EP conceptual, en el sentido, que todas sus canciones giran alrededor de este denominador común, que es Leeds, un pueblo en el Norte de Inglaterra. Todos las canciones fueron compuestas allí o hablan de la ciudad.

Es un album que nace de la necesidad de plasmar mis sentimientos y mis emociones hacia esa ciudad en la que me desarrollé como persona y como artista,  la idea era no dejar esos sentimientos diluidos en un album más grande, y si, en acotarlos a un EP que pudiera capturar bien ese concepto del que te hablaba. son canciones que además de versar sobre lo mismo y tener temáticas similares, también desde un punto de vista estilístico, todas tienen patrones perfectamente marcados, un disco de folk…británico, me atrevería a decir esencialmente.

Cuando tienes una idea para un tema…¿Cómo encaras esa nueva composición?. ¿Eres metódico a la hora de componer?

Pues no, la verdad es que no, reconozco que no tengo ningún método, no se si lo hay, es posible que algunos artistas consagrados tengan su método y sean capaces de someter la creación de canciones a una especie de mecanismo industrial, pero en mi caso no es así.

El hecho de ver como surgen las ideas, las canciones, y como éstas quedan luego plasmadas, reconozco que es lo que me resulta más fascinante de la composición, hasta su último paso que es la entrada en el estudio de grabación. En este sentido hay canciones que te llevan años componer y canciones que en 15 minutos están practiacamente perfiladas y terminadas. por eso digo que no hay una fórmula.

Hay veces que hay que imponerse ciertas disciplinas, es verdad, que a veces, tienes una canción que se te está enquistando y no consigues terminar y tienes que sentarte a reflexionar sobre ella, y a lo mejor, ese ejercicio de reflexión no te da suficientes herramientas para acabar la canción, pero sí para reconducirla hacia donde puede acabar culminando.

No encuentro ningun patrón, ni ninguna fórmula que aplicar al proceso que funcione.

Es fascinante ver como surgen las ideas, las canciones y como éstas quedan luego plasmadas, es lo más fascinante de la composición, hasta el último paso, que es la entrada en el estudio de grabación.

¿Qué consejo le darías a los músicos que nos están escuchando y que quieren comenzar su camino en el mundo de la música?.

Pues la verdad es que es un pregunta muy difícil, porque yo sigo en la etapa de recopilar consejos no de darlos.

Si algo he aprendido durante estos años, les diría, que la música requiere ante todo mucha dedicación, mucho esfuerzo, y mucho amor por lo que haces, que en tanto que ese amor sea inquebrantable y esa pasión que sientas por ella sea grande, será suficiente para encontrar esa motivación.

Porque mi principal consejo, a raiz de ésto que te comentaba, es que hagan todo lo posible por seguir motivados, vivimos una etapa dificil, si cabe más, con las circunstacias que tenemos ahora mismo para la música. Vivimos en un entorno que quizá, no es el más propicio para desarrollar muchas veces tareas creativas en general.

Lo importante es encontrar esa motivación y no perderla, en el amor por lo que haces, por lo que eres, y en el amor que puedes proyectar en los demás.

Siempre digo que el éxito tiene dos vertientes: una cualitativa: qué quiere decir, lo que consigues despertar en la gente, si una sóla persona te dice que tu álbum o tu canción le ha despertado un sentimiento de ser mejor, o sentirse mejor, o cualquier otra cosa positiva, mecererá la pena que lo sigas haciendo.  Y otra cuantitativa: a cuantas personas eres capaz de generar esos sentimientos, si lo haces en un estadio de 50.000 personas serás una superestrella mundial, si lo haces en un auditorio de 50, eres un músico quizá más modesto y más humilde en tu alcance, pero no en tu éxito.

El éxito tiene dos vertientes: una cualitativa: qué consigues despertar en la gente y otra cuantitativa: a cuantas personas eres capaz de generar esos sentimientos.

Artísticamente, ¿cómo ha evolucionado Moses Rubin desde tu primer LP, “Subtle Atmospheres”?.

Este trabajo cumple en otoño 4 años.

Este disco lo grabé con 25 años, y figuran muchas canciones que venían siendo recurrentes en mi repertorio con algunos de los grupos con lo que he trabajado previamente desde los 16 o 17 años.

Un artista va madurando y se va encontrando a si mismo como artista, su espacio, su discurso, su personalidad y también su comodidad con su obra.

Es cierto que la diferencia principal con el proyecto que estoy preparando, es que este LP, fue como un cajón desastre de composiciones, un buen cajón desastre, pero los temas se repartieron en un periodo de tiempo muy amplio, sin embargo, el disco con el que estoy ahora tanto como “Leeds”, son discos que están temporalmente más acotados y tienen una pesonalidad, tienen un poquito más de consistencia en ese aspecto, creo que tienen esa capacidad que pueden ser referidos a un momento temporal concreto.

Moses, cuéntanos sobre tus próximos proyectos.

El disco en el que estoy trabajando tiene un personalidad definida y está más acotado en el tiempo, está referido a un espacio temporal concreto. Es un disco muy personal, donde plasmo unos sentimientos muy concretos en un tiempo muy definido de mi vida, con una manera muy concreta de ver la música y eso hace que quizás tenga más consistencia.

Antes de compositor me considero guitarrista.

Espero poder terminarlo en poco tiempo.

Muchas gracias Moses, ha sido un verdadero placer.

Muchas gracias a vosotros.